lunes, octubre 05, 2009

Kasutera

*

El kasutera (カステラ) es un bizcochuelo japonés, muy esponjoso y rico. La palabra "kasutera" es la japonización de Castella, ya que este tipo de pastel fue llevado por los marineros portugueses a Japón durante el signo XVI, y su nombre original era "Pão de Castela". Por lo tanto no es estrictamente japonés, pero como muchos otros platos, los japoneses lo adaptaron y adoptaron completamente. Hace tiempo que quería preparar kasutera, pero le tenía bastante miedo. Los bizcochuelos no son precisamente lo más sencillo de cocinar. Por fin me animé y lo preparé, pero todavía no estoy satisfecha.

Creo que se le pueden hacer muchos cambios a la receta, probablemente para mejor. Por ejemplo, yo utilicé harina leudante, y terminó levando demasiado, tal vez una harina común habría sido mejor. Además la receta que yo seguí decía que debía batir los huevos todos juntos, mientras que vi otras en las que se baten las yemas y las claras por separado y luego se unen. Si alguien quiere intentar esa otra forma de prepararlo y me cuenta cómo salió, se lo agradecería. Espero que disfruten esta receta, a pesar de que no me quedó tan prolijo como debería (un buen kasutera tiene una superficie absolutamente lisa y está perfectamente cortado). Hice lo mejor que pude..

Ingredientes:
  • 8 huevos grandes
  • 300 gr de azúcar blanca (pueden reemplazar por azúcar rubia o sin refinar)
  • 200 gr de harina (yo usé leudante, pueden intentarlo con harina común 000)
  • 100 cm³ de leche
  • 3 cucharadas de miel
  • 1 cucharada de extracto de malta (pueden reemplazar por melaza u otra cucharada más de miel)
Procedimiento:
  1. Antes de empezar, hablemos sobre el molde. Esta receta es muy abundante, por lo que necesitarán un molde grande. Yo utilicé uno de 20x25 cm y me sobró masa, tal vez habría estado mejor con uno de 25x25 pero tengan en cuenta que debe ser bastante profundo, porque crece un poco y se puede derramar, así que si puede ser de 10 cm de alto, mejor. Además, este bizcochuelo tiende a pegarse a las paredes del molde, yo usé uno de silicona pensando que no iba a tener ese problema y lo tuve igual, por lo que recomiendo altamente forrar el molde con papel manteca o bien papel aluminio, para facilitar el desmoldado.
  2. Precalentar el horno a 170ºC aproximadamente (horno medio). Colocar agua hasta la mitad en una cacerola en la que quepa el bowl que piensen utilizar, llevar a hervor y apagar el fuego. Mientras baja un poco la temperatura, colocar los 8 huevos enteros en el bowl y batirlos levemente. Agregar el azúcar y continuar batiendo durante 1 minuto.
  3. Colocar el bowl sobre el agua tibia (no debe estar demasiado caliente) y seguir batiendo allí hasta que la mezcla se sienta tibia también. En ese momento retirar el bowl del agua y continuar batiendo durante 10-15 minutos. El punto al que deben llegar con la masa es "punto letra", es decir que si escriben algunas letras con un hilo de la masa sobre la misma, tardan un ratito en desaparecer. Para eso conviene usar una batidora eléctrica. Durante este procedimiento, la masa crecerá a más del doble de su tamaño, por lo que si empezaron con un bowl pequeño tendrán que pasarse a uno más grande (como me pasó a mí).
  4. En un pequeño bowl aparte colocar la leche, la miel y el extracto de malta y poner al microondas durante unos 30 segundos, hasta que la miel se haya disuelto bien en la leche. Incorporar la mezcla a la masa y revolver bien.
  5. Agregar el harina previamente tamizada a la mezcla, de a una cucharada por vez y batiendo bien cada vez para incorporarla completamente. Una vez terminada de unir la masa, colocarla en el molde y darle unos leves golpecitos para quitarle el excedente de burbujas. Traten de no llenar el molde hasta arriba de todo para evitar derrames, yo dejé 1 cm de espacio y aún así se derramó.
  6. Llevar la torta al horno y cocinar durante aproximadamente 50 minutos, hasta que la superficie tenga un lindo bronceado y al pinchar la masa con un palito, éste salga limpio. Retirar del horno dejar enfriar un poco. En este momento se recomienda hacer una mezcla de agua y miel para formar una especie de almibar, y pincelar el kasutera por encima.
  7. Una vez que haya bajado la temperatura un poco, desmoldar el bizcochuelo, colocarlo dentro de una bolsa plástica, meterlo en la heladera y dejarlo enfriar así. De este modo saldrá un kasutera bien húmedo y delicioso. Es más rico frío..
Eso es todo. Se suele comer a la hora del té acompañado con té verde, cortado en rodajas rectangulares. Se sirven dos porciones pequeñas por persona. Espero que alguien lo intente, y sobre todo, que alguien intente la otra versión, para ver si resulta mejor o no; espero noticias al respecto. Itadakimasu!
*

5 comentarios:

Lady Chestnut dijo...

Hola, Julie!
Tiene buena pinta la receta. Siempre había querido saber que eran los Kasutera... La verdad es que no parecen muy diferentes de un bizcocho "normal" :P
Un consejo... No sería mejor que montaras las claras aparte y mezclarlo con el resto al final, justo antes de meterlo en el horno? Así no tendrías que liarte con el bol de agua tibia ni nada. En casa lo hacemos así, y da tiempo de sobra sin que se baje.
Ah, también va bien engrasar el molde con mantequilla para que no se pegue! ...Hemos hecho unos cuantos bizcochos aquí en casa xD

Bueno, gracias por la receta y hasta la semana que viene! ^^

(P.d.: Se me complicaron las cosas y al final no pude probar los mitarashi dango... T_T Ya te contaré qué tal cuando los pruebe)

Julie dijo...

Sí, la verdad yo también creo que es un bizcochuelo normal.. salvo por la miel. Debe haber alguna diferencia, que no encontré en las recetas que leí hasta ahora. Yo leí lo de montar las claras aparte, y no me parece mala idea. Igual quiero un bizcocho que no crezca demasiado, estoy dudando de la harina que usé..

Después me contás sobre el dango :) besos

Shizuka dijo...

A mi me da miedo usar el horno, es por eso que evito hacer pasteles y ese tipo de cosas pero esta receta suena taaaaaan rica que tal vez valga la pena intentarla...

Julie dijo...

¿Te da miedo encenderlo o usarlo? Si es por el encendido, podrías pedirle a alguien que lo haga por vos. Si le tenés miedo a quemarte, lo mejor es usar guantes. Yo tengo unos de silicona con los que es imposible quemarse. Y si simplemente tenés miedo a que las cosas salgan mal, eso se quita con la práctica :) es mejor intentarlo que quedarse con las ganas! El secreto está en no distraerse, mientras no se queme, no podrá salir mal.

Shizuka dijo...

Ambas, me da miedo encenderlo pero también me da usarlo. Una vez intenté hacer una tarta de manzana pero no medí bien ni el tiempo ni la temperatura, ya te imaginarás el desastre :S pero bueno, tal vez alguien me quiera ayudar en casa a hacer Kasutera...