miércoles, febrero 16, 2011

Obento nº1

 *

Finalmente me atreví y preparé un obento! La última vez que hice uno fue hace unos 4 años, no creo que nadie lo recuerde. Me llevó tres horas prepararlo aquella vez! Claro que eso no tiene sentido y va en contra del espíritu del obento, tal vez por eso me desanimé y no quise volver a intentarlo hasta ahora. Esta vez me demoró una hora, aún es mucho pero considerando que tuve que cocinar algunas cosas en el momento es razonable.

Antes de hablar sobre mi obento vamos a revisar algunas de las "bases" de un bento lindo y saludable:

  1. Primero y principal, es necesario un envase para transportar el obento. Como se trata de una comida para llevar (al trabajo, al colegio, universidad, picnic, etc), debe ser un recipiente apto para tal fin. La semana pasada hablamos sobre un tipo de cajas bento de dos pisos, hechas de plástico resistente al microondas. No es necesario tener este tipo de cajas, con un tupper que tenga una buena tapa estamos bien! Si la comida es para recalentar en microonas, entonces debemos asegurarnos de que sirva para eso, es decir, no debe tener ninguna parte metálica.
  2. Debemos pensar en la cantidad de comida que deseamos consumir en el almuerzo. Si respetan la siguiente regla sobre las proporciones del obento, el volumen de su recipiente será aproximadamente igual a la cantidad de calorías que consuman. Yo utilizo cajas de unos 550ml, es decir unas 550kcal. Para una mujer es razonable, aunque pueden querer comer además alguna fruta de postre! Los hombres necesitan cajas más grandes.
  3. No existen reglas estrictas sobre lo que debe o no ir dentro de un obento, pero lo que se debe respetar siempre (para que valga lo que dije en el punto 2) es la proporción de carbohidratos-proteínas-vegetales, 2:1:1. Es decir, debe haber una porción de proteínas (carne, huevo, tofu, legumbres, hongos), una de vegetales (lo que más les guste), y dos de carbohidratos (arroz, pastas, papas, pan, etc). Supongo que si están a dieta pueden bajar la cantidad de carbohidratos y reemplazar por más vegetales!
  4. La "dieta japonesa" (si es que existe tal cosa) se basa aproximadamente en el número 5. Se preguntarán qué quiere decir eso! Bien, se supone que para tener una comida bien balanceada, saludable, rica y también bella (en la cocina japonesa la estética es muy importante) se debe incorporar a la comida platos preparados con 5 técnicas distintas (hervido, al vapor, grillado, frito y crudo), contener 5 colores (blanco, negro, rojo, amarillo y verde), tener 5 sabores (salado, dulce, amargo, agrio/ácido, y.. umami!, este último es algo raro que inventaron los japoneses, después les cuento). En fin, entienden la idea.. todo en 5. Sin embargo esto no se suele usar en las comidas diarias, pero la idea de que haya variedad de comidas y colores en cada comida es muy importante.
El resto es a gusto. Existe una gran variedad de platos aptos para llevar en el obento, sólo tienen que estar seguros de que resistirán las horas fuera del refrigerador hasta que sea momento de comer. Es decir, yo no llevaría pescado crudo. Agregar algún tipo de pickle es algo útil también ya que ayudan a mantener las bacterias bajo control un poco, o eso dicen. Hoy les presento una opción, con casi los mismos ingredientes con los que había preparado mi obento aquella vez hace 4 años.

Ingredientes:
  • Arroz gohan (suficiente para llenar la bandeja.. era media taza cuando lo medí antes de cocinarlo)
  • 1 salchicha
  • 2 Patitas (nuggets de pollo)
  • 1/2 batata (boniato/camote/papa dulce) caramelizada
  • lechuga, tomate cherry y rúcula
  • 2 rodajas de tamagoyaki
  • zanahoria
  • pickles de pepino (pepinillos alemanes)
  • semillas de sésamo (ajonjolí), ciboulette y alga nori para decorar
 Procedimiento:

1. Colocar en una de las bandejas el arroz y presionar suavemente para que quede en una capa uniforme. Si cuentan con un envase de 1 sola capa, pueden llenar hasta la mitad desde un costado del recipiente y rellenar con el resto al costado. 2.  Colocar en la otra bandeja una hoja de lechuga.


3. Poner la batata caramelizada sobre la lechuga (para prepararla la corté en cubitos, la herví durante 10 minutos, la escurrí y luego la salteé en una sartén con salsa de soja, azúcar y miel hasta que estaba completamente cocida). 4. Poner junto a la batata el tamagoyaki. Al organizar los ingredientes dentro de la bandeja, a menos que se cuente con separadores, deben considerar agruparlos más o menos por sabores similares.


5. Cortar la salchicha por la mitad, hacer dos pulpitos (click aquí para ver cómo se hacen) y colocarlos junto al tamagoyaki. 6. Cocinar las patitas de pollo (yo las freí pero pueden ir al horno) y colocarlas junto a las salchichas.


7. Rellenar lo que queda de espacio libre con rúcula y tomate cherry. Pueden usar cualquier otro ingrediente para su ensalada. 8. Completar las decoraciones: le hice ojitos y boca a las salchichas recortando unos pedacitos de alga nori, coloqué semillitas de sésamo sobre las batatas, recorté unas rodajas de zanahoria hervida con forma de florcitas. Coloqué algunas entre la bandeja de los acompañamientos y luego usé algunas junto con los pepinitos y el ciboulette para decorar el arroz.


Lo último y más importante de todo: Todos los ingredientes se deben haber enfriado por completo antes de cerrar el bento. De lo contrario se llenará de vapor adentro y eso sólo hará que toda la comida quede húmeda y mustia! Por eso es importante ser veloz preparando el obento, para luego tener al menos media hora para dejar que se enfríe, especialmente el arroz. En mis fotos verán que algunos ingredientes (las salchichas y las patitas especialmente) sobresalen de la bandeja. A la hora de cerrar el bento las empujé un poquito para adentro y al abrirlo se veía igual de lindo! Mientras más apretado quede todo dentro del obento, mejor mantendrá la forma a lo largo del día. Por eso es importante rellenar los espacios vacíos con cualquier cosa que tengan a mano (normalmente con más vegetales).



 En fin, no es necesario andar poniéndole caras a la comida, en especial a la mañana temprano si eso representa llegar tarde a donde tengamos que ir! Sólo hacer que se vea apetitoso jugando con los colores debería ser suficiente. Espero que lo intenten, quién será el primer valiente?? Quiero ver las fotos de quien se anime a probarlo. Itadakimasu! 

 *

9 comentarios:

Irene dijo...

hola guapa, cuanto tiempo sin escribirte, me ha gustado mucho la bandejita de comida, es una pasada, pero para mi es demasiada comida!madre mia, con eso tengo yo para dos dias, me ha encantado los pulpitos de salchicha y las margaritas!y los boniatos, hoy los voy a comer por primera vez!tengo ganas de probarloss!un besitooo!

Julie dijo...

Hola Irene! Qué gusto verte por acá de nuevo. Sé que parece mucha comida pero creeme que las bandejas esas son diminutas. Casi que cabe cada una en una mano! No te dejes engañar por la fotografía. Espero que te gusten los boniatos! Qué vas a cocinar con ellos?

Carol dijo...

Q mono te ha quedado! Lo pulpos ya los había visto en alguna preparación de obento, me ha parecido una información de lo más útil si algún día me animo. Un beso

Ernesto Moré dijo...

Gracias por la informacion y por enseñarnos a hacer un obento, solo me quedó una duda sobre la manera en que preparaste las papas dulces... será que podrías explicarnos mejor la receta? y si saben bien?? papas dulces son como una combinación extraña pero se ven ricas :) o bueno no se si papás sea lo mismo a patatas en españa xD

Julie dijo...

Espero que lo intentes, Carol! No es nada complicado y si bien no da para hacerlo todos los días, una vez cada tanto es divertido almorzar pulpos-salchichas sonrientes :)

Ernesto: Tal vez no se entendió muy bien lo que quise decir. Por un lado sí, papas (sin el acento :P) es lo mismo que patatas. Sin embargo lo que usé son batatas, que según Irene se llaman "boniatos", es una variedad de papa dulce, es de un color violeta la cáscara y amarillo verdoso por dentro. Por eso al caramelizarlas no queda tan extraño, simplemente queda un poquito más dulce de lo que inicialmente era. Veré si puedo subir la receta, es que en el momento lo hice a los apurones y no le tomé fotos a eso. Saludos!

Ernesto Moré dijo...

Gracias por la info Julie.

Por cierto seguí los pasos para hacer el tamagoyaki y no inventes sabe super bien! yo crei que al ser huevos revuelttos con azúcar tendrían un sabor raro pero no, me gustó bastante; de hecho también ya es uno de mis platillos favoritos (:

Julie dijo...

De nada! Ahh el tamagoyaki es uno de los platos favoritos de todo el mundo! Es una genialidad lo de ponerle azúcar a la omelette! Queda tan rico. Es un poco complicado de enrollar pero se le toma la mano y sale bien, y sino sale desprolijo pero es rico igual.

Chipa con cocido dijo...

Una exquisitez todo lo que hay en este blog! Realmente me fascina el aspecto culinario oriental, y no pude encontrar mejor blog para probar! Nunca hice nada japonés, creo que lo único que comí fue sushi y hecho por una amiga, estoy contentísima de haber encontrado este espacio en el que compartís todas estas comidas. Muchas gracias! Ahora voy a probar de hacer mis platos favoritos. He aquí el inicio de mi nueva aventura hacia la cocina oriental y todo gracias a vos Julie :) Gracias!

Julie dijo...

Oh cuántos halagos! Muchas gracias!! Me hace muy feliz saber que mis recetas inspiran a otros a empezar a cocinar, yo todo lo que sé cocinar lo aprendí haciendo pruebas para este blog! A veces salen bien, a veces salen mal, pero lo importante es intentarlo. Si querés mandarme alguna foto de lo que cocines, con gusto la subo al blog :) Saludos!