lunes, agosto 17, 2009

Okonomiyaki

*

¡Tarde pero seguro! Son casi las 11 de la noche del lunes pero todavía no me pasé del día así que acá tienen la receta prometida. Tal vez alguno recuerde haber visto esta receta previamente en mi blog. La escribí hace casi 3 años, y debo confesar que no era una gran receta. Si bien el okonomiyaki no salía mal, podía salir mucho mejor. Hace poco decidí releer algunas recetas y descubrí que el okonomiyaki tradicional lleva un tubérculo raro llamado "yam". En Japón lo llaman nagaimo, y en la Argentina se lo conoce como "ñame". Si alguna vez lo oyeron nombrar, entonces saben mucho más sobre tubérculos que yo.

Casi segura de que me sería imposible encontrarlo, decidí pasear por el barrio chino en busca del famoso ñame, y créase o no lo encontré en el primer mercado al que entré. Por lo que había visto en internet, se tenía que parecer a la mandioca, pero el que encontré era más bien pequeño y redondito. Así que pude preparar mi okonomiyaki, y me sentí con la obligación de reformular la receta, ya que ahora tengo un poco de miedo de que hayan estado haciendo okonomiyakis feos por haber recomendado usar harina de arroz, sin pensar que podrían comprar la de arroz glutinoso y conseguir como resultado un chicle enrepollado! Les pido mil disculpas. Para evitar mayores inconvenientes, les aclaro que no es necesario ni siquiera usar ñame. Si prefieren sacarlo de la receta, sólo agreguen un poco más de harina y caldo.

Antes de empezar, quiero comentar para los que no saben, en qué consiste el okonomiyaki. Mucha gente dice que es la "pizza japonesa", pero yo estoy convencida de que es una tortilla. El término okonomiyaki significa literalmente "lo que te guste", así que se pueden ir imaginando de qué se trata esto. La idea es ponerle en el relleno lo que a uno le plazca, y lo mismo con las coberturas (toppings). Así que usen su imaginación y creen combinaciones interesantes. Espero que lo disfruten, esta vez me quedó lindo :)

Ingredientes: para 2 okonomiyakis grandes
  • 5 cucharadas de ñame rallado
  • 2 huevos
  • 1/2 taza de harina común
  • 1/2 taza de caldo dashi (pueden reemplazar por caldo de pollo)
  • 1/4 de repollo
  • 100 gr de camarones pequeños (si no les gustan, pueden usar cerdo o pollo)
  • 8 fetas de panceta (ahumada o salada)
  • 1/2 zanahoria
  • 1 cebollita de verdeo
  • 4 cucharadas de ketchup
  • 2 cucharadas de salsa de soja
  • 1 cucharada de salsa inglesa (tipo worcestershire)
  • katsuobushi (opcional)
  • mayonesa (opcional)
  • sal
Procedimiento:
  1. Picar el repollo en fina juliana (es decir, en tiritas bien finas), picar la parte blanca de la cebollita de verdeo y rallar la zanahoria. Colocar los ingredientes en un bowl junto con los camarones pelados. Recuerden sacarle el tubo digestivo que tienen sobre el lomo antes de agregarlos a la mezcla. No pasa nada grave si lo dejan pero podría dejarle un sabor amargo y la idea es un poco desagradable. Conviene usar camarones previamente cocidos (son los que se ven rosaditos) pero si usan crudos no debería haber problema porque se cocinan rápidamente dentro del okonomiyaki.
  2. Batir un huevo y agregarlo al resto de los ingredientes, mezclando bien para que cubra todo.
  3. En un bowl aparte colocar el ñame rallado (si no lo consiguen pueden obviarlo y reemplazar por media taza más de harina y media taza más de caldo), incorporar la harina, el caldo y un huevo. Batir hasta mezclar bien todos los ingredientes y añadir un poco de sal. La masa debería parecer un engrudo viscoso. Verter los ingredientes del relleno (el repollo y lo demás) dentro de la mezcla y revolver bien.
  4. Antes de comenzar a cocinarlo, debemos preparar la salsa. Esta salsa de okonomiyaki se consigue ya preparada en algunos mercados asiáticos, pero si no la consiguen, con esto alcanza. Mezclar el ketchup, la salsa de soja y la salsa inglesa en un bowl y revolver bien hasta que la salsa esté homogénea. Eso es todo. Pueden cambiar las proporciones de los ingredientes a gusto.
  5. En una sartén amplia (conviene que sea de teflón o algún tipo de antiadherente), colocar una cucharada de aceite vegetal, esparcir bien y poner 4 fetas de panceta a freir. Dejar que se cocine apenas medio minuto y colocar la mitad de la mezcla encima de la panceta. Utilizando una espátula o cuchara, esparcir la mezcla hasta que quede de unos 2 o 3 cm de alto, y darle forma redonda. Dejar cocinar durante algunos minutos, hasta que noten que la parte inferior del okonomiyaki esté levemente dorado.
  6. Dar vuelta la tortilla con sumo cuidado porque se desarma muy fácilmente. Como yo no tengo habilidad para eso, utilicé un plato. Lo coloqué sobre la sartén, lo di vuelta y luego regresé la tortilla a la sartén. Si ustedes pueden hacerlo simplemente con una espátula, son mis heroes. Dejar cocinar el okonomiyaki del otro lado otros 3 o 4 minutos. Antes de sacarlo del fuego conviene pincharlo un poco con un cuchillo para verificar que no haya quedado masa cruda en el medio.
  7. Una vez fuera del fuego, colocar el okonomiyaki sobre un plato, verter la salsa y esparcir por toda la superficie. Este es el momento especial en que eligen qué tirarle encima. Los toppings tradicionales son mayonesa y katsuobushi. Como yo no tenía una forma elegante de poner la mayonesa debido al envase en que venía, sólo le puse katsuobushi y la parte verde de la cebollita de verdeo. Sean creativos!
  8. Repetir el proceso para el segundo okonomiyaki. No esperen a hacer los dos para comer porque se enfrían y son mejores calientes!!
Según leí alguna vez, hay una forma "elegante" de cortar y comer el okonomiyaki. Por supuesto, se come con palitos. Por lo tanto el cocinero debe cortar con su espátula la tortilla en tamaños masticables, y era algo semejante a un cuadrillé. Cortarlo en forma de pizza podría resultar en una catástrofe. Al comer este rompecabezas de okonomiyaki había un orden a seguir en las piezas, esa era la parte complicada! Realmente hace muchos años ya que leí eso y no volví a encontrarlo jamás. Así que podemos asumir que es mentira, y comer nuestro okonomiyaki en cualquier orden. Itadakimasu!

*

11 comentarios:

Juanitos Blog dijo...

Wii ya estoy ordenando los ingredientes para prepararlo
-Doblemarciano

Clara dijo...

¡Me encanta la comida japonesa!, ojalá supiera hacerla. Estuve mirando tus recetas, están todas buenísimas. Veré si consigo los ingredientes. Aquí donde resido, hay varios supermercados orientales.
Saludos.

Julie dijo...

La mayoría de las recetas son fáciles de hacer! Espero que pruebes alguna :) Saludos

cindi paola dijo...

la verdad que se ve muy rico ya compre todos los ingredientes y lo voy a preparar hoy mismo espero que todo salga bien!! :)

Julie dijo...

Qué tal salió? Si hay fotos, quiero verlas!

cindi paola dijo...

lamento tardar tanto en contestar la universidad me tiene super ocupada, bueno la verdad muchas gracias por sus recetas son deliciosas pues no tengo foto pero salio genial a todos en la casa les gusto muchismo y lo he preparado tres veces mas por que lo piden muchooo !!! apenas tenga foto se las muestro
tambien hice el yakisoba delicioso ahora voy por las bolitas de arroz muchas gracias !!!

Anónimo dijo...

Felicitaciones desde Barcelona por la página, te escribo basicamente para comertarte que uno de los ingredientes principales del okonomiyaki es la col cortada a láminas.Fuerza y honor!!!

Hikaru dijo...

No creo que nuestra anónima regrese, pero para evitar posteriores confusiones de los lectores de Julie aclaro: Col=Repollo Repollo=Col :P

Julie dijo...

Ah las traducciones son todo un tema.. un día de estos voy a hacerme un diccionario argentino-(restodelmundo) porque parece que no se entiende nada de lo que digo :( Y eso que intento ser lo más neutral posible!

Sergio dijo...

Buenas, el otro día leí tu receta para preparar nuestro Okonomiyaki.
Así quedo:
http://hornodeluna.blogspot.com/2011/03/okonomiyaki-o-pizza-de-japon.html

Un saludo.

Julie dijo...

Recién vi tus fotos, se ve riquísimo, te quedó más lindo que el mío! Felicitaciones :)