miércoles, septiembre 22, 2010

Do chua (pickle de zanahoria y daikon)

 *

Volviendo un poco a los pickles, este es un tipo de pickle muy clásico, hecho en vinagre. Zanahoria y daikon (nabo blanco) es una combinación muy usual en muchas regiones de Asia. En este caso decidí utilizar una receta vietnamita para variar un poco, pero como no tengo una categoría para comida vietnamita aún, quedará suelto por un rato. A pesar de ser de otra región de Asia, este tipo de pickle combina muy bien con la comida japonesa y no me molestaría comerlo como tsukemono antes de cenar. El sabor resultante de esta mezcla es un poco extravagante, es decir que no puedo garantizar que le guste a todos, tal como sucedía con los pickles de hakusai. El nabo toma un sabor muy fuerte y el vinagre sólo lo potencia así que tengan cuidado. Según leí en algún lado, este olor fuerte es común en esta receta, y para que se vaya deben abrir el frasco 15 minutos antes de comerlo.

Yo no quería arriesgarme demasiado así que preparé una pequeña cantidad, pero les dejo la receta completa (de Into the Vietnamese Kitchen: Treasured Foodways, Modern Flavors) para quien ya sepa que ama este tipo de pickles. El tiempo de preparación es corto si son rápidos cortando vegetales. Pueden ayudarse con una mandolina si tienen! Luego como todo pickle hay que dejarlo descansar; el tiempo para esta receta va de una hora a una semana, depende de cuán ansiosos estén. Después de eso lo pueden mantener en un frasco dentro del refrigerador hasta 4 semanas. Si creen que esperar una semana es demasiado, intenten hacer pickles alemanes de pepino y van a ver lo que es sufrir (lleva 4 semanas de espera, recién pasaron 3 y ya muero por abrir el frasco!). En fin, no sé cuánto les entusiasman los pickles, creo que soy la única loca que se divierte esperando. Después de esto los dejo descansar por un buen rato, y para compensar la semana que viene les traigo un postre fresco y delicioso!

Ingredientes:
  • 1 zanahoria
  • 1/2 nabo blanco/daikon grande.
  • 1 cucharadita de sal
  • 1/2 taza de azúcar + 2 cucharaditas
  • 1 y 1/4 taza de vinagre blanco (puede ser vinagre de arroz o de alcohol)
  • 1 taza de agua
 Procedimiento:
  1. Pelar la zanahoria y el nabo y cortarlo en juliana (finas tiras), del largo que más les guste (piensen en su frasco a la hora de hacer esto).
  2. Colocar la zanahoria y el nabo juntos en un bowl y espolvorear con la sal y las 2 cucharaditas de azúcar. Mezclar un poco con las manos y dejarlo descansar durante 1/2 hora. Una vez pasado este tiempo, escurrir el líquido que haya salido y si lo desean, pasarlo todo por agua fría y escurrir nuevamente para retirar la sal y el azúcar que hayan quedado. Colocar la zanahoria y el daikon dentro de un frasco grande o dos frascos chicos.
  3. En una cacerola colocar el vinagre, el agua y el resto del azúcar. Llevarlo a fuego suave hasta que se haya disuelto completamente el azúcar y retirar. Esperar que enfríe un poco y verterlo sobre los vegetales dentro de los frascos. La mezcla debe ser suficiente para cubrir a los vegetales, si quedan expuestos al aire podrían echarse a perder.
  4. Colocar la tapa al frasco y llevarlo a la heladera como mínimo 1 hora. A medida que pase el tiempo los sabores se irán intensificando, si les gusta más fuerte esperen un par de días. Luego lo pueden mantener en la heladera hasta 4 semanas sin necesidad de sellar y esterilizar el frasco.
Como último comentario, quiero decir que esta receta es una parte de un sandwich vietnamita muy popular que se conoce como banh mi, que lleva cerdo en muchas formas y algunos otros pickles. Tal vez algún día intente hacerlo, si alguien lo hace me puede mandar las fotos. Buen provecho!

Otras recetas de pickles:

 *

9 comentarios:

XtinchoX dijo...

*-* yo no pude esperar más de un día para probarlo xD y si, es potente el olor que tiene

Julie dijo...

Oh! El primer valiente que se animó a probarlo! Pensé que a nadie le iba a interesar esta receta jaja. El olor es fuerte pero al final es rico.. hay que estar convencido de que es así y que no se está pudriendo! :)

Anónimo dijo...

Proust hizo casi toda una novela ("A la recherche du temps perdu") en torno a una humilde factura llamada "magdalena", veo estos pickles e intuyo tu mano y tu gusto, luego recuerdo estas frases de Lacan:
Aimer, c'est donner ce qu'on n'a pas à quelqu'un qui n'en veut pas.

De tanto desencuentro está tan seguro Lacan que en otra parte nos dice:

Je pense où je ne suis pas, donc je suis où je ne pense pas...

y me parece que es cierto, aunque la cuestion es que vos hacés las cosas con amor porque tenés amor y alguno (supongamos yo) recibe tus emociones.

Saludos estimada fisica, el principio de incertidumbre nos mantendrá unidos ;)

UCW

El Oteador de los Mercados dijo...

Cada nueva receta tuya es toda una fiesta de sensaciones que incitan a probarlas.

Julie dijo...

UCW: Como siempre, no entendí nada pero gracias! Interpreto que te gustó la receta :) Sólo me pregunto una cosa.. tanto tiempo leyendo mi blog, intentaste cocinar alguna receta?

Oteador de los Mercados: Lo mismo digo de las tuyas! Me tentaron mucho las tortillas, es uno de mis platos favoritos! Mi abuela solía preparar la tortilla de papas más deliciosa que haya probado :) Tantos recuerdos..

Claudia Hernández dijo...

Acabo de descubir tu blog, es una maravilla, adoro la cocina japonesa, asíq ue te visitaré con frecuencia, saludos.

Julie dijo...

Hola Claudia! Me alegra que te haya gustado el blog, esperaré tus visitas con gusto! Saludos :)

azu dijo...

ME ENCANTO TU RECETA ,ASI QUE LA VOY HACER PORQUE ERA LA QUE YO QUERIA!! ADEMAS ME ACLARASTE LA GRAN DUDA ,Y SINO TENGO VINAGRE DE ARROZ??...JAJA MIL GRACIAS POR SER TAN GENEROSA!!

Julie dijo...

Si no tienes vinagre de arroz puedes hacerlo con cualquier vinagre blanco (por ejemplo vinagre de alcohol). Saludos!