miércoles, septiembre 08, 2010

Momiji oroshi y berenjenas

*

Primero quiero agradecer a todos los que dejaron comentarios en mi post de la semana pasada! Realmente es muy reconfortante saber que hay tanta gente acompañándome en esto. Ahora sí, a la receta:

Momiji oroshi es el nombre de una salsa japonesa, y su significado literal es "maple rallado". Sin embargo no lleva maple, sino que es simplemente una metáfora que hace alusión a su color. En Japón cuando llega el otoño los colores rojo y amarillo se vuelven predominantes en el paisaje, gracias a la gran cantidad de árboles gingko (de hojas amarillas) y árboles de maple (de hojas rojas). Dejando de lado la parte poética, ¿qué le da el color rojo a esta salsa? Resulta que (para mi sorpresa) los japoneses también comen chiles! El momiji oroshi está hecho a base de daikon (nabo blanco) rallado y chiles molidos. En la receta original se utiliza una variedad de chiles japoneses, pero se puede utilizar cualquier variedad que encuentren disponible.

Aparentemente hay una forma tradicional de preparar esta salsa, que consiste en cortar el daikon en rodajas grandes, hacer pequeños huequitos con la punta de un palito chino, insertar adentro los chiles enteros y luego rallar todo junto. Yo les mostraré otra forma de hacerlo, un poco más moderna y que sirve incluso en caso de no contar con chiles enteros (como fue en mi caso, que utilicé ají molido). Esta salsa se usa para acompañar el shabu-shabu (una comida similar al sukiyaki), pero también se come con pescados, arroz, tofu o vegetales. Lo ideal es que la cantidad de chile que se use no sea excesiva, porque si resulta demasiado picante tapará el sabor de la comida. A mí me quedó picante.. hay que tener en cuenta qué tipo de chile usan, si pusieron o no sus semillas (que es la parte picante) y que además el daikon tiene un leve picor propio. Por último, yo quise preparar una pequeña cantidad porque no sabía si me iba a gustar o no, y esto dificultó su preparación porque al final hay que licuarlo y las cuchillas de mi licuadora y de mi minipimer no lograron agarrarlo, así que quedó un poquito grumoso. Si preparan más cantidad probablemente no tengan este problema.

Ingredientes:
  • 1/2 daikon (nabo blanco, de los largos)
  • 1 cucharadita de ají molido / chile picado o en polvo
  • 1 cucharadita de paprika (eso dice la receta original pero yo voto por alguno que no sea picante, un pimentón dulce)
  • 2 cucharadas al ras de agua
  • 1 pizca de sal
Procedimiento:
  1. Pelar el daikon y rallarlo con rallador manual o bien con una máquina.
  2. Colocar el chile o ají molido, el pimentón y la sal. Mezclar bien y dejar reposar durante media hora.
  3. Utilizando una licuadora o bien una licuadora de mano/minipimer, procesar la mezcla junto con las dos cucharadas de agua.

Eso es todo! No importa si queda grumoso, es rico igual. Regulen la cantidad de picante a gusto. A continuación algunas fotos de las berenjenas que comió mi mamá con esta salsa (a mí no me gustan las berenjenas pero ella aseguró que quedaba muy bien). Buen provecho!



*

8 comentarios:

Nestor dijo...

Hola muy buena la receta, un solo punto pequeñito, la paprika es justamente pimentón picante y bastante picante :D, yo si le pondria pero bueno es según gustos, si este fin de semana tengo tiempo de preparar te mando la receta del cebiche peruano, un saludo

Julie dijo...

Bueno la receta decía paprika pero a mí me pareció que tendría que ser pimentón dulce porque ya era suficiente picante con el ají molido!

Espero ansiosa la receta :)

Julie dijo...

Acabo de leer en varios lugares que hay paprika dulce :P jaja bueno ya fue. Cada uno le pone el polvito rojo que más le guste y listo! :D Saludos

Carol dijo...

Q buena receta! Yo creo que con el pimentón picante sólo o sólo con el chile estaría bien ¿no? Aunque las dos cosas juntas pueden quedar perfectas, a mí me encantan las cosas muy picantes :)

El Oteador de los Mercados dijo...

Resulta impresionante como una simple foto, sin haber leido cuáles son sus componentes, te produce unas sensaciones como si ya la estuvieras saboreando.

Julie dijo...

Carol: A mí también me gusta bien picante pero depende de cada uno! Lo bueno es que se puede moderar, y si se quiere que quede más rojo pero menos picante se agrega pimentón dulce y listo :D

Oteador: Esa es la magia de la gastronomía japonesa, toma tanto detalle en el aspecto como lo toma en sus sabores, haciendo que uno realmente se tiente a probar las cosas.

El Oteador de los Mercados dijo...

Hola Julie, a tu pregunta sobre el Jerez, siempre se puede sustituir por un vino blanco seco. No tiene los mismos aromas, pero quedará igual de bien.

Viajes.net dijo...

¡Buenas! Hemos visto que este blog también participa en los premios 20 blogs y nos hemos pasado para echarle un vistazo, nosotros también nos presentamos en la categoría de viajes http://lablogoteca.20minutos.es/blog-de-viajesnet-331/0/
Y no hemos querido irnos sin antes dejar un comentario.
Saludos y mucha suerte en el concurso, aunque la cosa está complicada...